Velocidad en carreteras sin separador central

30 de junio de 2022

En Chile, fallecen en promedio cada año 2.000 personas y más de 55.000 resultan con heridas de diversa gravedad, producto de siniestros de tránsito. Es una de las primeras causas de muerte en niños y adultos jóvenes. Estas cifras no han cambiado sustancialmente desde los años 70, siendo un problema de salud pública muy grave, que debe ser tratado como tal. De hecho, Chile es uno de los países de la OECD con una de las peores tasas de fallecidos en el tránsito y es el país que menos ha reducido el número de víctimas fatales desde 1990.Según los datos del Ministerio de Salud, cada año, fallecen en el tránsito entre 2,5 y 3 veces más personas que por agresiones u homicidios. La Seguridad Vial debe ser una de las prioridades del país.

La situación es especialmente grave en zonas interurbanas y en particular en las carreteras de una pista por sentido. Es el país de Latinoamérica con la mayor proporción de fallecidos en siniestros de tránsito en zonas rurales (60,9% en 2013 cuando tenía solo 11% de su población viviendo en zonas rurales). Según los datos de Carabineros de Chile-CONASET, entre 2010 y 2019, fallecieron al menos 6.767 personas en siniestros de tránsito en las carreteras de una pista por sentido en zonas rurales. Eso corresponde a 70,3% de los fallecidos en zonas rurales y 42.6% del total de fallecidos en siniestros de tránsito en nuestro país.

 
ITF 2017 fallecidos por zonas.jpg
 

Estas cifras son impactantes y nos demuestran que la seguridad vial de las zonas rurales no ha sido una prioridad para el país. Nos hace preguntarnos si el diseño de estas carreteras y su límite de velocidad son adecuados. Hoy en día, el límite en las carreteras con una pista de circulación por sentido es de 100 km/h y está definido en el numeral 2 de artículo 145 de la ley de tránsito

“2.- En zonas rurales:

    2.1.- En caminos con una pista de circulación en cada sentido: 100 kilómetros por hora.

    2.2.- En caminos de dos o más pistas de circulación en un mismo sentido: 120 kilómetros por hora.

    2.3.- En todo caso, los buses y camiones de 3.860 kilogramos de peso bruto vehicular o más y vehículos de transporte escolar no podrán circular a una velocidad superior a 90 kilómetros por hora. Los buses interurbanos podrán circular a 100 kilómetros por hora.

Las carreteras con una pista de circulación por sentido sin separador central son muy peligrosas, porque genera una alta probabilidad de colisiones frontales. Este diseño no permite circular de manera segura a 100 km/h por eso se debería reducir este límite a 90 km/h. Este límite permitirá mayor seguridad, manteniendo una aceptación ciudadana alta.

 

Recomendaciones y ejemplos internacionales

Según la Organización Mundial de la Salud y su plan Mundial del Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2021-2030, se deben fijar límites de velocidad adecuados a la función que cumple cada vía de tránsito, tomando en cuenta los posibles conflictos entre usuarios viales. En el caso de las carreteras sin separador central, el conflicto más probable son las colisiones frontales, en este caso, el límite de velocidad deberá ser de 80 km/h o menos.  

Según el ITF (International Transport Forum), siguiendo el sistema seguro, el límite de velocidad razonable es de 70-80 km/h en carreteras rurales sin barrera mediana. También la tendencia mundial es de reducir los límites de velocidad en estas zonas.

Francia
El 1 de Julio de 2018, se redujo el límite de velocidad de 90 a 80 km/h en carreteras sin separador central. Se evalúa que esta medida evitó la muerte de 349 personas en los primeros 20 meses, lo que equivale a una reducción de 10% del número de fallecidos en este tipo de carreteras. Con solo una reducción efectiva de la velocidad promedio de 3,5 km/h para los automóviles y de 1,8 km/h para los camiones.

Además de mejorar la seguridad vial, la medida ayudó al ahorro de combustible y redujo los niveles de emisiones de CO2. Tomando en cuenta eso y el tiempo de viaje, se estima que la medida tiene un beneficio social anual de 700 millones de euros.

Noruega

Noruega es el país de mundo con la tasa más baja de fallecidos en el tránsito. El límite de velocidad en sus carreteras rurales es de 80 km/h.

España
De manera similar se redujo, el 29 de enero de 2019 en España se redujo el límite de velocidad de 100 a 90km/h en las carreteras convencionales.


 
90 en España.jpg
 

Efecto de reducir la velocidad

Seguridad Vial

Los estudios y la investigación confirman los efectos adversos a la seguridad vial de las altas velocidades. Son muchos los investigadores que han demostrado la relación existente entre siniestros con heridas graves, accidentes mortales y velocidad. El conocido modelo "Power Model" de Nilsson demuestra que una reducción del 5% en la velocidad media supone una disminución aproximada del 10% de los siniestros con heridos y del 20% de los siniestros mortales.

Los límites de velocidad ejercen una gran influencia en las velocidades de conducción. Sin embargo, los cambios en la velocidad observada al introducir un nuevo límite de velocidad rara vez será estrictamente proporcional al cambio en el límite de velocidad. En nuestro caso, una reducción del límite de velocidad de 10 km/h no reducirá la velocidad promedio de 10 km/h. Según la evaluación de Elvik (2012a), una reducción del límite de velocidad de 100 a 90 km/h lleva a una reducción de la velocidad efectiva de 3,6 km/h.

Esta reducción de velocidad podría significar una disminución de mortalidad muy importante en las vías en las cuales ocurría, entre 12,6 % (Usando el modelo de potencia con una velocidad inicial de 95 km/h, Elvik 2012b) y 25 % (Usando el modelo exponencial, Elvik et al. 2019).

Medio ambiente                        

Una disminución de la velocidad de circulación en zonas rurales tendrá un efecto positivo sobre el medio ambiente. De hecho, los niveles de emisión de elementos contaminantes por vehículos motorizados son más bajos a 90 km/h que a 100 km/h, también los niveles de ruido son menos elevados.  Además, el consumo de combustible es más alto a 100 km/h que a 90 km/h, reducir el límite de velocidad permitirá ahorros significativos. Finalmente reducir la velocidad de 100 km/h a 90 km/h permitiría tener un flujo vehicular más fluido, disminuyendo así los niveles de congestión.

 

Necesitad

De acuerdo con todos los antecedentes presentados en este documento, es importante que en Chile se reduzca el límite de velocidad en las carreteras con una pista de circulación por sentido sin separador central de 100 a 90 km/h. Hoy en día el límite no está adecuado al diseño de estas carreteras. Esta medida evitará muchas muertes en el tránsito, y al mismo tiempo reducirá los niveles de contaminación, la congestión y el consumo de combustible. Será un gran paso para crear un país más sostenible y seguro.

Axel Rimbaud, Fundador del Movimiento contra el Exceso de velocidad Letal

 

Referencias: