Justicia Para Pipe.jpg
 

Justicia para Pipe - No Lo llames accidente...

14 de diciembre de 2019

El 14 de septiembre del 2019 a eso de las 5:50 AM, en Avenida Miguel Ramírez con la intersección de Avenida Central en la ciudad de Rancagua, en estado de ebriedad y que iba a exceso de velocidad (el velocímetro marcó 120 kms/hr) mató a nuestro Pipe (Carlos Felipe Silva Espinoza), quien cruzaba por un paso habilitado, después de eso en un acto inhumano se dio a la fuga y no le prestó ayuda, siendo detenido después de casi 9 horas. El lugar donde hoy ven la gruta con las flores es donde fue abandonado luego del impacto en el semáforo.

El ministerio Público formalizó a Víctor Iturriaga Carvajal, prevencionista de riesgos, 36 años, por los delitos de manejo bajo la influencia del alcohol provocando muerte (artículo 193 de la Ley 18.290), huir del lugar del atropello no prestando ayuda y no dando cuenta a la autoridad del suceso (artículo 195 de la Ley 18.290) y huir provocando retraso en la toma de muestras de alcotest y alcoholemia con resultado de muerte (artículo 195 bis de la ley 18290). Quedando este en prisión preventiva por ser considerado un peligro para la sociedad y por el peligro de fuga que reviste para este caso. Eso hasta el 18 de noviembre pasado cuando luego de una audiencia de revisión de medida cautelar este quedó con arresto domiciliario, la magistrado no creyó prudente que se mantuviera en prisión preventiva.

Pipe, tenía 27 años, era analista programador y egresado de la carrera de ingeniería informática, ese día se trasladaba hacia la ciudad de Santiago para cumplir con su trabajo, después de mucho buscar trabajo en Rancagua, decidió que esforzarse por ir a Santiago todos los días era lo que le daría las herramientas para poder desarrollarse en su ámbito profesional, estaba contento, esperanzado y lleno de proyectos. Lamentablemente su historia no pudo seguir escribiéndose, porque aquel día una persona decidió tomar su auto sin estar en condiciones de hacerlo y en un acto irresponsable condujo, arrebatándonos a nuestro hijo, hermano, sobrino, primo, nieto y amigo.

Queremos que no olvides a Pipe, que cada vez que creas que nada va a suceder si te tomaste unas copas, que “curao/a’ manejas mejor”, que “vas por ahí cerca” o que “te gusta sentir la velocidad” pienses que tus actos de negligencia e irresponsabilidad pueden afectar y dañar a otro.

Nos quitaron una parte de nosotros y de aquí en adelante seguiremos luchando para que haya justicia para él. Que la sentencia sea ejemplificadora, puesto que la impunidad acarrea reincidencia siempre.

No lo llames accidente, porque no fue así.

JUSTICIA PARA PIPE

FACEBOOK: @JusticiaparaPipe

 
Justicia Para Pipe - Marcha 7 diciembre

Justicia para Pipe realizando una marcha en Rancagua el 7 de diciembre de 2019