Carta a la Presidencia

18 de marzo 2019

Señor

Sebastián Piñera Echeñique

Presidente de la República de Chile


El día 02 de febrero del 2018, Melody Fung Gárate, joven abogada de 27 años, fue atropellada mientras subía a un taxi por un conductor que manejaba a alto exceso de velocidad (más de 120 km/h) en zona urbana.  Falleciendo con el impacto.  

Cuando la investigación empezó, descubrimos que 10 años atrás, el mismo conductor ya había atropellado (también a exceso de velocidad) a Pablo Romero Vargas, un joven de 20 años, quien falleció después de pasar 18 meses en coma. También, el victimario ha sido infraccionado en reiteradas ocasiones por exceso de velocidad.

Él no ha sido condenado a un sólo día de cárcel por haberle provocado la muerte a Pablo.  Los abogados fueron claros, él no recibirá ese tipo de pena tampoco por la muerte de Melody, ya que esto no está contemplado en nuestra actual legislación. El causante de estas dos muertes continúa conduciendo por las calles.

Frente a tanta injusticia, empezamos a trabajar por la seguridad vial en Chile y estamos en el proceso de constituirnos como Asociación (MEL, “Movimiento contra el Exceso de velocidad Letal”).

Rápidamente nos dimos cuenta que nuestro caso no es un hecho excepcional en Chile y que el exceso de velocidad es la primera causa de muerte en siniestros de tránsito y que miles de familias han sentido la misma injusticia e impotencia que nosotros.

Después de estudiar mucho sobre seguridad vial, nos hemos reunido con ingenieros, abogados penalistas y familiares de otras víctimas, pudimos darnos cuenta del gran vacío legal, y lo mucho que nos queda por hacer para avanzar de manera eficiente contra el exceso de velocidad, siendo ésta la primera causa de muertes en siniestros de tránsito.

Por eso, elegimos tres acciones:

  • Regular las sanciones por el exceso de velocidad.

  • Reducir los límites de velocidad.

  • Fiscalizar la velocidad vía tecnología.


Con la reducción de velocidad en zonas urbanas de 60km/h , Chile dio un gran paso en seguridad vial durante el 2018, sin embargo, para seguir avanzando este 2019, pensamos que nuestro Gobierno debería ayudar de manera proactiva a los Municipios, creando nuevas zonas de tránsito calmado con límites de velocidad de 30 km/h o menos.

Para nuestra Asociación, el proyecto CATI (Centro Automatizado de Tratamiento de Infracciones) es uno de los más importantes.  Razón por la cual hemos presentado al COSOC (Consejo de Sociedad Civil) del Ministerio de Transportes algunos cambios, siendo los principales:

  • No cambiar el límite entre infracciones graves y gravísimas.

  • Controlar el cruce en semáforo rojo.

  • Utilizar el dinero de las multas para un fondo de Seguridad Vial.


Según el Ministerio de Transportes, el proyecto CATI es una de sus prioridades para el 2019, pero pensamos que este proyecto en solitario no permitirá un cambio realmente importante en las conductas de los automovilistas, debido a las bajas multas económicas y la no existencia en nuestra actual legislación de una tipificación y, por consiguiente, las respectivas sanciones penales en el caso de muerte o lesiones causadas por el exceso de velocidad.

Por lo anteriormente expuesto, y con la intención de ser una ayuda y apoyo al CATI, hemos elaborado un proyecto de ley para "Regular el exceso de velocidad”. Éste tiene como objetivo principal hacer la distinción entre un “accidente” y una imprudencia grave, y tipificar como delito las muertes o daños cometidos por la conducción a alto exceso de velocidad.

Esperamos contar con su importante apoyo para impulsar este proyecto y de este modo evitar la total impunidad en la que quedan las muertes provocadas por el exceso de velocidad, para así dar un poco de consuelo, conformidad y justicia a las familias de los 2.000 fallecidos anualmente en siniestros de tránsito.

Con la esperanza de contar con su apoyo, le saluda muy atentamente

Movimiento contra el Exceso de velocidad Letal (MEL)

.