Nunoa 1.jpeg
 

Petición para agregar el control de luz roja en el proyecto de ley CATI

15 de junio de 2021

Estimado/a Miembro de la comisión de transportes del Senado de Chile

Presente

En nuestro país, fallecen en promedio cada año 2.000 personas y más de 55.000 resultan con heridas de diversa gravedad, producto de siniestros de tránsito. Es una de las primeras causas de muerte en los niños y adultos jóvenes. Estas cifras no han cambiado sustancialmente desde los años 70, siendo un problema de salud pública muy grave, que debe ser tratado como tal.

De hecho, Chile es uno de los países de la OECD con la peor tasa de fallecimiento en el tránsito y es el país que ha menos reducido el número de víctimas fatales desde 1990. Según los datos del ministerio de Salud, cada año, entre 2,5 y 3 veces más personas fallecen en el tránsito que por agresiones o homicidios. La seguridad vial es un tema muy importante para Chile.

Según la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (CONASET), en Chile entre 2010 y 2019, las dos primeras causas de muertes en el tránsito fueron la velocidad inadecuada y la imprudencia del conductor, con al menos 4.558 y 3.857 respectivamente. Son temas importantes y controlar la ley de tránsito es vital para Chile.

Como ciudadanos y asociaciones de seguridad vial nos alegra mucho que el proyecto de ley CATI (Sistema de Tratamiento Automatizado de Infracciones del Tránsito - boletín 9252-15) esté avanzado. Este proyecto es de vital importancia en materia de seguridad vial para nuestro país, y el control de velocidad mediante el uso de tecnologías, es una medida propuesta y validada desde diversos organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En Chile, el control de velocidad mediante cámaras se aplicó a finales de los 90 y principios de 2000. Esta medida fue muy discutida y descontinuada en 2002. El debate que llevó a su cese se enfocó en temas relacionados con su administración y operación, pero lamentablemente no se prestó suficiente atención a la efectividad de la medida. El ‘fotorradar’ contribuyó a reducir la cantidad de siniestros de tránsito (Rizzi, L.I. (2003) Fotorradares y seguridad vial: un análisis empírico bayesiano).

Cuando se terminó con el uso de los fotorradares, se eliminó de las labores fiscalizadoras de los municipios el control de velocidad y también el control de paso en luz roja. El inciso octavo del artículo 4 de la ley de tránsito señala:

Los equipos de registro y detección de infracciones relativas a velocidad y luz roja sólo podrán ser operados por Carabineros de Chile, y por los inspectores fiscales designados por el Ministerio de Obras Públicas, en el caso de las plazas de peaje, operación de túneles y en los tramos en que se estén realizando obras de reparación y mantención de caminos públicos construidos y explotados al amparo del decreto supremo Nº 900, del Ministerio de Obras Públicas, de 1996, que fijó el texto refundido, coordinado y sistematizado del decreto con fuerza de ley Nº 164, del Ministerio de Obras Públicas, de 1991, Ley de Concesiones de Obras Públicas.

Nos parece pertinente agregar al CATI el control de luz roja, medida que existe en varios países y que ha sido muy exitosa.

Entre algunos ejemplos (más detalles disponibles en anexos), podemos señalar:

  • Nueva Gales del Sur, Australia (al 2018, 200 cámaras en 180 intersecciones), en dichas intersecciones se reportó:

    • Reducción del 23% en el número de siniestros fatales y con lesiones graves

    • Reducción del 73% en el número muertes

    • Reducción del 24% de las lesiones graves

    • Reducción del 52% de víctimas en calidad de peatones

(Estos efectos, representaron un ahorro de más de 107 millones de dólares.)

  • Queensland, Australia (efectos entre 2005 y 2007, en choques laterales):

    • Reducción del 26% en siniestros con víctimas

    • Reducción del 31% en siniestros fatales y con lesiones graves

  • Toronto, Canadá, se observó en las intersecciones con cámaras, que:

    • El número de colisiones laterales con resultado de muerte, lesiones o daños a la propiedad se ha reducido en más del 60%.

  •  Estados unidos

    • Reducción del 21% de tasa de siniestros viales mortales con semáforo en rojo en las grandes ciudades

El periodo de pandemia que ha enfrentado nuestro país ha llevado al aumento del no respeto de la luz roja, lo que ha resultado en numerosos casos de siniestros viales fatales en el último tiempo. Esto hace aún más urgente incorporar el control automatizado de luz roja en el proyecto CATI, para evitar que esta conducta de riesgo se instale en nuestro país y apoyar la labor de fiscalización de Carabineros de Chile

Saludos cordiales,

Axel Rimbaud, Fundador Movimiento contra el Exceso de velocidad Letal

Karina Muñoz Matus, Directora Fundación Conciencia Vial

 
MEL - Conciencia Vial.jpg
 

ANEXOS:


Listado de estudios sobre el efecto del control automatizado de luz roja


  • Las cámaras redujeron en un 21% la tasa de siniestros de tránsito fatales con semáforo en rojo en las grandes ciudades y en un 14% la tasa de todos los tipos de siniestros de tránsito fatales en intersecciones señalizadas. https://www.iihs.org/topics/bibliography/ref/2121

  • Investigaciones anteriores en California, encontraron reducciones significativas de siniestros viales en toda la ciudad después de la introducción de cámaras de semáforo en rojo, y los siniestros viales con lesiones en las intersecciones con semáforos se redujeron en un 29%. Las colisiones de frente a lado (tipo de choque asociado con el paso de la luz roja), en estas intersecciones disminuyeron en un 32% en general, y los choques de frente a costado con lesiones cayeron un 68%. https://www.iihs.org/topics/bibliography/ref/1510

  • La Cochrane Collaboration (organización internacional de salud pública), revisó diez estudios controlados antes y después sofre efectividad de las cámaras de luz roja, y de acuerdo a los estudios más rigurosos, hubo una reducción estimada del 13-29% en todos los tipos de choques con lesiones y una reducción del 24% en los choques con lesiones en ángulo recto. Este estudio no encontró un cambio estadísticamente significativo en los choques con lesiones por la parte trasera. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/15846684/

  • Un estudio de la Federal Highway Administration evaluó los programas de cámaras de luz roja en siete ciudades, encontrando que, en general, los choques en ángulo recto disminuyeron en un 25%, mientras que los choques por detrás aumentaron en un 15%. Los resultados mostraron un beneficio económico agregado positivo de más de $18,5 millones en las siete comunidades. https://www.fhwa.dot.gov/publications/research/safety/05048/05048.pdf

  • En el estado de Nueva Gales del Sur en Australia, ha habido una reducción en siniestros viales fatales y choques con lesiones graves en ubicaciones de radares de semáforo en rojo desde que se instalaron las cámaras, en comparación con el período de cinco años antes de la instalación. https://roadsafety.transport.nsw.gov.au/downloads/2018-speed-camera-review-appendices.pdf Específicamente, en las ubicaciones de radares de semáforo en rojo se ha producido

    • una reducción del 38% en siniestros viales fatales o con lesiones graves

    • una reducción del 74% de los fallecidos muertes

    • una reducción del 40% de las lesiones graves

    • una reducción del 48% de peatones víctimas de un siniestro vial.

    • La reducción de muertes y lesiones graves representa un ahorro de $174 millones para la comunidad.