Editorial : Los fotorradares salvan vidas

02 de abril de 2019

Desde el principio del movimiento de los “chalecos amarillos”, la sociedad francesa ha sido divida entre las personas que apoyan el movimiento y las que están en contra.

Pero hoy, hay una parte de sus acciones que ha recibido una mayoría de críticas, la destrucción de los fotorradares.

Entre 2003 y 2010 se salvaron 14 mil vidas (-51% anuales) y hoy Francia es el N° 1 en reducción de muertes por siniestros de tránsito en Europa. Las autoridades estiman que al menos el 80% de la reducción en el número de fallecidos se debe a la instalación de equipos de fiscalización automática de velocidad.

Se estima que el 60 % de los radares han sido dañados o destruidos por el movimiento de los "chalecos amarillos". Algunos radares vandalizados no pueden identificar el vehículo, pero pueden registrar la velocidad y según la agencia nacional de seguridad vial en Francia, el número de exceso de velocidad ha aumentado en un 268,3 %.

Después de un año 2018 donde se redujo la velocidad en rutas rurales y donde Francia ha tenido el menor número de muertos de su historia, el mes de febrero 2019 ha sido marcado por un aumento de 17,1% del número de fallecidos en siniestros de tránsito (comparado a febrero 2018).

Después de la publicación de esta cifra, el apoyo de la población francesa a este movimiento ha bajado significativamente, llegando al nivel más bajo desde el principio del movimiento. La relación entre velocidad y número de muertos en siniestros de transito ha sido comprobado en todos los países del mundo.

Los radares no recaudan dinero, recaudan vidas y la gente deben tener conciencia que dañar las maquinas a cargo del control de velocidad, no es solo protestar y atacar al estado, sino también poner en peligro la vida de los demás.

Espero que en Francia no continúen dañando radares y que en Chile se implemente un sistema de radares, ya que está demostrado que salvan vidas

Axel Rimbaud
Secretario Movimiento contra el Exceso de velocidad